¿Por qué es importante la caza?

Quizás alguna vez te has preguntado porque es importante la caza. Desde comienzos de la existencia de la humanidad, la caza ha sido una necesidad vital para sobrevivir. En la actualidad, es una actividad de ocio que tiene lugar en hábitats que permiten la existencia de numerosas especies de animales salvajes que puedan cazarse y que constituyen un gran atractivo para el cazador.

Una actividad muy importante que no se limita solamente al carácter deportivo o de ocio, sino que además genera actividad empresarial y tiene una gran influencia socio-económica en las zonas en las que se realiza. Claro está, siempre dentro de unos límites, ya que no puede consentirse que los cotos y fincas cinegéticas se lleven a cabo actividades o se toman actitudes que pongan en peligro el nombre de la caza o que den razones de peso a aquellos que tratan de desacreditarla para prohibirla.

La importancia de la caza en la conservación del medio ambiente

Prohibir la caza sería realmente perjudicial para el medio ambiente. Y es que la actividad cinegética contribuye a su conservación porque, gracias a ella, son muy extensos los territorios que se han conservado intactos, evitando que se hayan realizado otras actividades más agresivas para el medio ambiente. Por esta razón, los cazadores están obligados a pagar licencias e impuestos por ejercer la actividad, para que posteriormente el dinero sea reinvertido en actividades de conservación.

Según un estudio llevado a cabo en el años 2013 y publicado por la revista Arroyo, “Efecto de la gestión para las especies de caza menor sobre la fauna no cinegética”, aspectos como el control de predadores, la repercusión del aporte de agua o alimento o las propias repoblaciones son favorables para todas las especies, ya sean cinegéticas o no. Incluso, en el caso del control de predadores, también resultó ventajoso para algunas especies presa, destacando las consecuencias negativas del control ilegal sobre especies protegidas. Pero también se comprobó que una gestión demasiado intensiva, basada en la suelta de animales de granja, puede llegar a resultar muy perjudicial a ciertas especies de aves.

Por este motivo, los investigadores llegaron a la conclusión de que lo ideal es que se lleve a cabo una gestión que combine el mantenimiento de los hábitat adecuados, una casa basada en poblaciones naturales sostenibles, un correcto uso de los comederos y bebederos, el mantenimiento de las zonas de reserva, la regulación de la presión de caza y, en algunos casos, un control de depredadores efectivo y legal del que puedan salir beneficiadas otras especies cuya conservación resulte de especial interés.

La importancia de la caza como herramienta de gestión sanitaria

Una de las mentiras más recurrentes sobre la caza es que contribuye a la extinción de muchos animales en nuestro país. Por el contrario, se ha demostrado que la caza es una actividad de gran importancia en los que respecta a la gestión sanitaria directa de las poblaciones cinegéticas, tanto de manera directa como indirecta, debido a su potencial de difusión sobre la cabaña ganadera y otras especies no cinegéticas. Por ejemplo, la leucemia felina, transmitida por los gatos asilvestrados, constituye una terrible amenaza para el lince ibérico, una especie en peligro de extinción. Fuera de España se han conseguido enormes éxitos en este sentido con el leopardo de las nieves y parece que también podría ayudar a salvar al amenazado rinoceronte.

Por eso, la caza está protegiendo a muchas especies del mundo. Y, aunque no salga en los titulares, hay muchos cazadores españoles que llevan años realizando labores de recuperación de especies amenazadas como el lince o el oso pardo.

Según otro estudio llevado a cabo también en 2013 y publicado en la Revista Científica de Ecología y Medio Ambiente – Ecosistemas, “Una propuesta para considerar aspectos sanitarios en la regulación cinegética”, es necesario tomar en consideración estos aspectos sanitarios en la gestión cinegética y en la conservación, ya que las especies cinegéticas son potenciales portadores y difusores de enfermedades que, muchas veces, son compartidas con el hombre, el ganado y otras especies silvestres.

La importancia de la caza para el control de las poblaciones animales

Otro estudio publicado en la revista Ambienta por Ramón Perea, “El papel de la caza mayor en la gestión y conservación de los hábitats”, revela que es muy importante mantener las densidades adecuadas de poblaciones de ungulados de caza mayor, ya que una superpoblación puede suponer un gran problema para la regeneración de especies leñosas y una amenaza para la dinámica forestal, aspectos fundamentales dentro del debate que ha surgido recientemente con respecto a la posibilidad de prohibir la caza en los Parques Nacionales.

Pero además, debes saber que las poblaciones de corzo, jabalí y ciervo han experimentado un espectacular crecimiento en las últimas décadas en nuestro país, lo que ha hecho que el número de cazadores con rifle haya aumentado en un 225% desde el año 2000. Solamente desde el año 2005 los abates de jabalí han aumentado en un 188% y la economía generada en torno a la caza mayor se ha incrementado en un 447%. Esto ha hecho que los daños en la agricultura y los accidentes de tráfico con fauna se hayan reducido considerablemente, lo cual no es nada desdeñable pues en el caso de las especies de caza ya suponen un 60% de los siniestros.

La importancia de la caza como motor de investigación y en materia de biodiversidad

Numerosos investigadores de renombre dedican mucho tiempo y esfuerzo a estudiar los aspecto de conservación, gestión y aprovechamiento de las especies cinegéticas y sus hábitats, lo que luego tiene sus consecuencias en el resto de especies. Según un estudio llevado a cabo por la Universidad de Cambridge, la prohibición de cazar podía dar lugar a una pérdida de la biodiversidad. Por ejemplo, como consecuencia del «efecto Cecil», el número de viajes de caza a Zimbawe descendió considerablemente, lo que hizo que la superpoblación de felinos en algunas zonas del país se volviera insostenible. Entonces, los expertos aseguraron que era necesario reducir el número de leones al menos en 200 ejemplares.

Pero no es necesario irse tan lejos para encontrar ejemplos de este tipo. En el año 1999, Holanda decidió prohibir la caza de gansos. Desde entonces, la cantidad de estos animales se ha multiplicado por 2.000, lo que ha hecho que los holandeses deban afrontar un gasto anual de 11 millones de euros solamente para subsanar los graves daños que ocasionan en la agricultura. Y no sólo eso, sino que además, suponen un grave riesgo para el tráfico aéreo, por lo que el gobierno ha decidido gasearlos.

La importancia de la caza en el desarrollo de los niños

Aunque hay quienes puedan poner el grito en el cielo, lo cierto es que la caza contribuye a un correcto desarrollo de los niños que la practican, previniendo el trastorno por Déficit de Naturaleza, cada vez más habitual en nuestra sociedad. Por ejemplo, en Inglaterra, Dinamarca o Alaska, la caza se extiende y se explica a los niños y forma parte de sus vidas como un proceso necesario y natural. Mientras que en España se les da un concepto de naturaleza irreal y mitificada, en otros países los profesores han encontrado en la caza una de las mejores herramientas para mostrar la realidad del medio natural.

______

Y tú, ¿Crees que es importante la caza? nos gustaría conocer tu opinión, puedes dejarla en los comentarios de abajo 🙂

Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo!
Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
0

7 thoughts on “¿Por qué es importante la caza?

  1. Martin Balboa

    Actividad de ocio. Pobres animales, pagan con sus vidas el capricho de los humanos.
    Genera actividad empresarial. Pobres animales, sufren los desvaríos de un sistema humano no sostenible.
    La actividad cinegética contribuye a su conservación. Para los humanos. Antes de los humanos las poblaciones se regulaban solas.
    Evitando que se hayan realizado otras actividades más agresivas para el medio ambiente. Actividades humanas, por supuesto.
    Gestión sanitaria directa de las poblaciones cinegéticas. El humano interfiere en el proceso natural de regulación y selección.
    Importante mantener las densidades adecuadas de poblaciones de ungulados de caza mayor. Adecuadas para los humanos.
    Las poblaciones de corzo, jabalí y ciervo han experimentado un espectacular crecimiento en las últimas décadas en nuestro país. Porque se han eliminado sus predadores naturales y alterado su entorno natural, por los humanos.
    Los daños en la agricultura y los accidentes de tráfico con fauna se hayan reducido considerablemente. Daños a los humanos, que son los que invaden su espacio natural.
    La prohibición de cazar podía dar lugar a una pérdida de la biodiversidad. Por la alteración humana de los ecosistemas. Antes de los humanos había mucha más biodiversidad y se autogestionaba.
    La caza contribuye a un correcto desarrollo de los niños que la practican, previniendo el trastorno por Déficit de Naturaleza. Qué barbaridad. Si la forma de educar a los niños humanos sobre su integración en la naturaleza es pegando tiros a los animales, ya me dirás qué estamos construyendo.

    Una barbaridad encima de otra.
    Una cagada encima de otra
    PD.: Doy por hecho que no vais a publicar este comentario, aunque sería interesante ver como rebatís los argumentos. Pero por favor, sin pegar tiros.

    Reply
    1. Portal Caza y Ocio

      Buenas tardes Martín, supongo que lo sabrá de sobra, pero por si no lo sabe hace 279.000 años, ya empezaron a elaborar útiles para poder cazar. Por lo tanto no es una moda pasajera, ni nada parecido, incluso esta demostrado que el desarrollo de nuestro cerebro y por lo tanto nuestra inteligencia esta muy ligada a la caza y a comer carne.

      Nos guste o no nos guste la caza controlada y regulada que se practica actualmente es el único elemento regulador de la naturaleza que existe y que se practica en los países más avanzados y ecologistas de toda Europa. Se están perdiendo muchas especies del planeta, pero las que están relacionadas con la caza son las menores se han extinguido 746 especies y relacionadas con la caza menos del 10%, pero se asocia a la caza como la responsable de todos los males.

      Estamos viviendo una moda de ecologismo, veganismo etc, radical donde el que no hace lo que a ellos les gusta ya somos carniceros, no tenemos sensibilidad, etc.

      Los niños que se educan en los medios rurales en contacto con la naturaleza, la caza, las matanzas del cerdo o corridas de toros no van a los psicólogos a los 5 años. Solamente a los niños criados en una realidad falsa, donde se creen que los filetes de pollo los hace una máquina del Mercadona, son los que pueden acabar traumatizados.

      El enseñar a los niños a cazar con respeto, cumpliendo las épocas de veda, cría y reproducción y amando el campo es cultura, sostenibilidad, equilibrio de la naturaleza y de las personas, no les causa ningún daño, todo lo contrario.

      Se podría estar días enteros hablando sobre el tema, para nosotros lo más importante es el respeto a las costumbres de todas las personas y de los pueblos. Entendemos que haya gente a la cual no le guste la caza y es totalmente respetable, pero también hay que respetar a aquellos colectivos que si les gusta.

      Un saludo.

      Reply
    2. Alexia

      Entonces tu solucion cual es? Acabar con la raza humana? Por que lo unico que lei fue «Por culpa de los humanos, por que hacemos mal esto y aquello» son puras y molestas quejas!.
      Esto no es para encubrir un crimen sumamente cruel contra los animales, es sobre poder convivir siguiendo con las mismas leyes naturales.

      Reply
  2. Rosa Ferrández

    La caza dicen vds. mismos es una actividad de ocio, pues eso mismo la invalida. Matar por ocio no es por necesidad, por tanto no es ética, pues se basa sólo en satisfacer el instinto depredador humano. Hoy en día no es necesaria primero porque hay alternativas a la carne y en segundo lugar porque muchas veces se caza por cazar i por dinero o como dicen por entreteniendo. Como forma educativo no encuentro otra peor que enseñar a un niño que ve un animal hermoso, sano y feliz en su propio hábitat, que tiene todo el derecho de pegarle un tiro y arrancar esa vida para después verla despellejada. Eso hoy en día embrutece aún más las almas niñas.
    Si quieren regular los bosques vayan con sus escopetas y lanzen anticonceptivos si desean frenar su extensión o vayan a recoger y salvar animales heridos en peligro de extinción y lleve los a curar y reinsertar de nuevo. No es matando animales como se hace un mundo mejor es educando en el amor y el respecto por todos los seres sonrientes.

    Reply
  3. Rosa Ferrández

    A los no nos gusta da igual que nos respeten o no, de lo que se trata es que respeten otras vidas que no les pertenecen.

    Reply
  4. Claro que sí

    La importancia de la caza en el desarrollo de los niños:
    Lo cierto es que la caza contribuye a un correcto desarrollo de los niños que la practican, previniendo el trastorno por Déficit de Naturaleza.
    Si los párrafos anteriores no había casi por dónde cogerlos, este supera con creces cualquier estupidez e incoherencia humana.
    Podéis decir barbaridades, pero involucrar también a los niños es demencial y, por supuesto, para encerrar a la que lo haya escrito.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *