6 Elementos indispensables para el coche de un cazador

Cómo preparar el coche para una jornada de caza

Son muchos los que afirman que las mejores jornadas de caza terminan al otro día, cuando llevan a lavar el coche, con la satisfacción de volver a recordar lo bien que se lo pasaron en el campo. No obstante, ese recuerdo puede verse empañado cuando alguna que otra mancha se resiste y queda para siempre impregnada en la tapicería.

El caso es que, por muy bien que sepamos limpiar, hay veces en que nuestro coche no vuelve a quedarse como antes. Por eso, hay mucha gente que incluso se plantea comprarse un coche de segunda mano solamente para ir de caza.

Afortunadamente, es algo que puede evitarse con cuidado y teniendo algún que otro accesorio en nuestro vehículo para protegerlo. Y es que, como suele decirse, “no es más limpio el más limpia, sino el que menos ensucia”. Si ponemos un cuidado especial y los medios apropiados, es posible prevenir este tipo de situaciones. Así pues, hoy te traemos una lista de accesorios específicos que te ayudarán a viajar con mayor seguridad y comodidad y a mantener tu vehículo en las mejores condiciones.

1. Fundas

Las fundas son la mejor solución para proteger los asientos. No es necesario que te gastes mucho. Lo importante es que estén plastificadas para que sean impermeables y el agua no cale y puedan limpiarse con facilidad. De esta forma, si llueve, la tapicería no se mojará ni se manchará de barro.

Es posible encontrar algunas que incluso tapan todo el asiento y que cuentan con agujeros para usar los cinturones de seguridad sin dificultad. No son muy bonitas, pero cumplen su función, que es que los asientos no se ensucien.

2. Alfombrillas para el suelo

Es normal que el juego de alfombrillas del coche se vaya deteriorando rápidamente jornada tras jornada. Por eso, es aconsejable colocar unas de goma encima de ellas y proteger las que usamos habitualmente. Y lo mismo con el maletero. Si compras las específicas de la marca de tu vehículo, no dejarás ningún resquicio, por lo que será más eficaz. No obstante, también puedes optar por una universal. La lona o el plástico son una solución  más económica, pero es posible que algún día falle.

3. Accesorios para tu perro

Nuestro perro es nuestro gran compañero de caza y muchas veces uno de los mayores responsables de la suciedad que se va acumulando en nuestro coche. No obstante, es importante recordar que nunca debe ir suelto dentro del habitáculo del vehículo. Tal como establece el Reglamento General de Circulación, el conductor “deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencia entre el conductor y cualquiera de ellos”.

No cumplir con esta norma puede conllevar una sanción de hasta 200 euros, ya que está considerado como una infracción grave por negligencia. Pero no sólo hay que tener en cuenta las cuestiones económicas, sino que además puede suponer un gran riesgo al volante. Si tenemos un accidente a unos 50 km/h el peso del perro se multiplicará por 35. Con lo cual, puede convertirse en un objeto con un impacto de más de media tonelada.

Para evitarlo, podemos ponerle un arnés de seguridad que se engancha al cinturón. Pero también podemos colocar una red de separación entre el maletero y el habitáculo o entre la parte de delante y la de detrás. Y, aunque es una opción más incómoda, también podemos decantarnos por una jaula o transportín.

No obstante, la mejor opción es un remolque o un “transportín” que se acople a la bola del remolque. Eso sí, es importante que no tapemos la matrícula y que utilicemos la placa V20.

4. Un botiquín

Por motivos de seguridad, siempre es conveniente llevar en el coche un botiquín para tenerlo a mano cuando lo necesitemos e ir reponiéndolo cuando se vaya caducando. Además, es aconsejable llevar algunas cosas para tu perro, como alcohol en spray, anti-inflamatorio y pastillas para las mordeduras de serpientes.

5. Armas y municiones

Siempre tienes que llevar tus armas descargas y dentro de su funda. La normativa actual, califica como infracción grave llevar armas y otros elementos de caza listos para su uso dentro de cualquier vehículo. Tanto si vamos circulando como si lo dejamos aparcado. Y lo mismo con los cartuchos, que deben in en su caja y mantenerse siempre en un lugar fresco, ya que las altas temperaturas puede provocar su detonación.

6. Piezas de caza

Para transportar las piezas de caza, es recomendable contar con un cajón. De esta forma, evitaremos ensuciar el coche. La mayoría de ellos suelen ser herméticos, disponen de un candado y cuentan incluso con las medidas fijadas para el transporte en avión. Pero también podemos encontrar bolsas plegables que no ocupan mucho espacio.

Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo!
Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *